LIBERTAD CONSTITUYENTE
!YA!


Ganorabanton es un medio que da voz a los movimientos sociales, culturales e intelectuales que despiertan una conciencia activa para conseguir otro mundo posible.

Porque la libertad no se otorga ni adviene, se conquista. MCRC por la República Constitucional.


sábado, 21 de enero de 2017

Separación de poderes y representación



Durante los últimos meses hemos escuchado todo tipo de declaraciones de Donald Trump sobre lo que haría nada más llegar a la Casa Blanca pero... ¿Qué hay de cierto en todo ello? O dicho de otra manera, ¿qué poder real tendrá el Presidente Donald Trump? ¿Podrá iniciar una guerra siempre que quiera? El botón nuclear del que tanto se ha hablado estos últimos meses, ¿existe? ¿quién tiene acceso a él y en qué situaciones? ¿Podrá Donald Trump legislar acerca de cualquier cosa? ¿Qué es el veto presidencial? En este vídeo te contestamos a esas y otras muchas más preguntas. 

Trump, elegido por el pueblo, por Manuel Ramos

 Acabamos de ver el juramento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos de América. Es el fin de un proceso de relevo del cargo político más importante del mundo en estos momentos, el proceso de elección de un presidente por la mayoría de los ciudadanos. Cientos de tertulianos de los medios oficiales españoles se atropellan con la verborrea habitual del ‘politiqués’[*] para intentar explicar lo que ocurre en las pantallas de televisión. Inmediatamente se acude al recurso más sencillo: lo que ocurre en EEUU es como lo que ocurre en España.

Los lugares comunes son: el partido demócrata es como el PSOE, los republicanos son como el PP, Bernie Sanders es como Pablo Iglesias… etc. La intención de parecerse al imperio lleva a los partidos estatales en España a inventar una cosa que llaman “primarias” y que pretende seleccionar al jefe de partido. Estamos viendo actualmente cómo el Partido Regional de Andalucía, conocido anteriormente como PSOE, dice que va a seleccionar mediante este proceso la cabeza de lista para las próximas elecciones

Para empezar, hay que aclarar un primer punto fundamental que diferencia a los partidos estatales (Europa) y los partidos de la sociedad civil (EEUU, Reino Unido): allí eligen a personas, no a partidos. ¿Esto qué quiere decir? Que en el distrito 9 de Florida o el distrito de Trafford en Manchester eligen a una persona, independientemente del partido. Saben dónde vive, es conocida o tiene una reputación pública que le precede y que le sirve para su campaña electoral. Dichas campañas no están financiadas por dinero público. Cada uno tiene que conseguir los fondos para costearse todo el gasto en propaganda y abastecimiento del personal. Eso hace que la cercanía, la implicación y la responsabilidad del candidato que quiera ser elegido es mucho más fuerte con su grupo de electores. (Leer artículo completo)


No hay comentarios:

Publicar un comentario